Connect with us

Hi, what are you looking for?

Entretenimiento

Inesperado: la noticia que entristece a la Reina Isabel II

Las consecuencias de la pandemia ya han afectado de forma directa a la familia real y ahora trastocan su fin de año.

Desde el inicio de la pandemia los más protegidos de Windsor han sido la Reina Isabel II y su esposo el Duque de Sandringham. La monarca este año cumplió sus 94 años y su esposo Felipe de Edimburgo en junio próximo llegará a los 100 años. 

Por esta simple y obvia razón todos han guardado estrictos protocolos. Esto les va costar cortar una tradición de 33 largos años para Navidad. Es que tendrán que permanecer en el castillo de Windsor y no podrán realizar un tradicional festejo. Todos los años los miembros de la familia se reunían en la finca de Sandringham para celebrar el 25 de diciembre. 

Pero hay otro motivo de fuerza mayor. Una de las principales razones por las cuales no se trasladarán a este lugar es porque los empleados se rehusaron a realizar un aislamiento de 4 semanas para recibir a la comitiva real. Todos son fieles trabajadores pero no quieren estar lejos de su familia en esa época del año. 

“La reina está furiosa” dijo una fuente a The Sun. De todas maneras los voceros del Palacio de Buckingham no han emitido un comunicado oficial al respecto. Pero distintas fuentes afirman que el personal de Sandringham habría sido notificado de no esperar a ningún integrante de la realeza. 

Quizás esto alivia el peso sobre los hombros del Príncipe Harry que debía definir si se quedaba en California o pasaba la Navidad con su familia en el viejo continente. De todas maneras si ellos guardaran aislamiento no deberían tener problemas sólo que quizás no está en sus planes. Por ahora la Reina Isabel II pasará una Navidad en soledad y rompiendo una tradición de 33 años.

Más Noticias