Connect with us

Hi, what are you looking for?

Entretenimiento

La vida de Nicky Jam en la cárcel

Para convertirse en el ganador, Nicky Jam primero tuvo que lidiar tras las rejas. La vida de Nicky Jam en la cárcel, ¿cómo fueron esos días?

Cárcel, rejas, vida, Nicky Jam
La vida de Nicky tras las rejas

Cada persona tiene un propósito en la tierra, y cada vida es un mundo, tal es el caso de la mismísima vida de Nicky Jam en la cárcel, antes de ser el top one del reguetón.

Un artista del que venimos hablando fuerte en Tip Top es nuestro querido Nicky Jam, creador de grandes éxitos de los que contaremos luego.

El éxito, la fama, el dinero y el reconocimiento le costaron mucho, ya que tuvo que pasar infinitas y oscuras instancias de aprobación en la vida para ser hoy, el número uno.

El infortunio siempre estuvo pegado a la familia Rivera Caminero, apellidos reales de Nicky Jam. Sus padres lo procrearon pero no lo criaron.

Nicky Jam perdonó públicamente a sus progenitores, sobre todo a su madre porque dice que “ella tampoco la tuvo fácil de niña”.

La lucha de Nicky contra la depresión, el alcohol y las drogas fue una constante en su vida, además de todo el contexto inaceptable que tuvo que pasar durante su desarrollo como niño.

El ganador inició su carrera a los 11 años, edad en la que ya fumaba y conocía de cerca otras sustancias.

Fue justamente a los 11 cuando grabó su primer disco. Ya a mediados de los noventa conoce a Daddy Yankee para conformar el dúo Los Cangris.

Entre los dos rompían el escenario; los fanes desesperaban y las mujeres enloquecían.

Las letras, los ritmos, la originalidad que conjugaban los dos artistas para la época, fue un verdadero boom, y el salto a la fama no demoró en llegar.

Los vicios, el gran problema en la vida de Nicky Jam

Nacido un 17 de marzo de 1981, el pisciano Nicky Jam fue metiéndose en lío tras lío hasta llegar a la peor etapa de su vida, donde en 2004 se separa de Yankee por diversos motivos.

Nicky Jam confesó: “La fama me llegó temprano, no pude con ella, no supe aprovecharla; fui muy irresponsable”.

Cuando Los Cangris se separaron, a Nicky lo atormentó la caída que sufrió al perderlo todo... absolutamente todo estaba destruido en su vida.

Fue en ese momento cuando el artista se debatió entre ganar o perder: él quería ser el ganador, pero para eso, debería dejar la mala vida.

Una temporada en la cárcel

Nicky Jam y el álbum lanzado en 2004 “Vida escante” no tuvieron el éxito que el cantante esperaba, y entonces cayó en una profunda y atroz depresión.

El bajón lo condujo a sumergirse por completo en las drogas, el alcohol y la comida. Se había convertido en su propio enemigo y perdedor.

Sin dinero para comer ni para pagarse un techo comenzó a tocar en la calle, sólo para sobrevivir.

Pero lo peor todavía no llegaba: Nicky Jam tocó fondo como todo buen ganador.

La policía de Puerto Rico lo detuvo por manejar un vehículo denunciado por robo. Ahí comienza la vida de Nicky Jam en la cárcel.

En la serie que lo tiene como protagonista en Netflix, “El Ganador”, el mismo Nicky Jam confiesa que “entre rejas no compuso ni una sola canción y que cada día que pasaba en la cárcel, su alma se moría y desvanecía de a poquito”.

Luego de esa experiencia, Nicky Jam decidió regresar a Colombia y realizar una profunda rehabilitación que lo hizo comenzar de cero y lo convirtió en el triunfador y número uno en su género.

¡Hasta la próxima!

Más Noticias