Connect with us

Hi, what are you looking for?

Series y Cine

¡Se supo! Doña Florinda y el Profesor Jirafales no tomaban una tacita de café

¿En realidad Doña Florinda y el Profesor Jirafales tomaban café al encerrarse en casa? Un ex productor ofreció una impactante respuesta.

"Qué milagro que viene por acá. ¿Gustaría pasar a tomar una tacita café?", expresaba con ojos llenos de amor la inolvidable Doña Florinda. A lo que el Profesor Jirafales respondía: "¿No será mucha molestia?". "Para nada, pase usted", remataba la viuda mamá de Quico. "Después de usted", agradecía con caballerosidad el maestro de escuela. La escena mil veces vista instaló un claro interrogante entre los fanáticos de El Chavo del 8. ¿En realidad tomaban esa tacita de café Doña Florinda y el Profesor Jirafales?

Aunque suene retorcido y algo sugerente, la respuesta llegó y es impactante. Décadas después de los tradicionales capítulos que fueron grabados entre 1973 y 1982 sabemos el significado real de ese "café". Quien disipó las dudas de los televidentes fue nada menos que un importante ex productor de Televisa, que prefirió no dar a conocer su nombre en una entrevista en off con periodistas radiales de Ciudad de México.

Empecemos por el principio. Florinda Meza (Doña Florinda) y el Profesor Jirafales (Rubén Aguirre) protagonizaron una de las parejas más queridas de la TV. Su romanticismo constante, la cordialidad y el amor con el que se trataban traspasaron la pantalla. Cabe destacar que Meza fue, en la vida real, la compañera de vida de Roberto Gómez Bolaños, el Chavo. Aguirre, en tanto, es un padre de familia ejemplar y un actor destacado de la escena artística mexicana.

Doña Florinda, enamorada.

Doña Florinda y el Profesor Jirafales, puertas adentro

"El guion estuvo adaptado para las familias, siempre. La producción supo desde un principio que habría millones de niños del otro lado. Es por eso que muchos de los diálogos y escenas fueron cuidados y muy pensados. Lo que no quiere decir que la interpretación de los fanáticos sea errada en cuanto a Doña Florinda y el Profesor Jirafales puertas adentro", lanzó el hacedor televisivo, ya retirado de la actividad.

A lo que añadió para el delirio del público: "Para tomar distancia de los niños (NdR: el Chavo, Quico, la Chilindrina y Ñoño), Doña Florinda invitaba al Profesor Jirafales a 'tomar una tacita de café' cada vez que lo veía entrar a La Vecindad. El maestro, enamorado, no dudaba en aceptar sin dejar de lado su postura y caballerosidad. Cuando la puerta de la casa de la mamá de Quico se cerraba, los adultos podrían haber encarado una situación de adultos, justamente".

No crean ustedes que caeremos en teorías fuera de lugar ni que faltaremos el respeto a la memoria de esa maravillosa serie que se instaló en nuestros corazones, inexorablemente. Lo que a continuación contaremos es la verdadera relación que unía a Doña Florinda y el Profesor Jirafales.

Preparados, listos... ¡ya!

Durante décadas, los más fanáticos de El Chavo del 8 sostuvieron una idea con mucho sustento. La misma apunta a que el Profesor Jirafales era casado y, por lo tanto, infiel. Y en consecuencia, que esa relación con otra mujer lo privaba de avanzar formalmente con Doña Florinda. De hecho, un anillo de casado pudo verse en la foto de producción de un capítulo. La sorpresa de la audiencia fue suprema al conocerse el dato.

El anillo de casado del Profesor Jirafales

Entonces, la interpretación de las mayorías sostiene -hasta el día de hoy- que adentro de la casa lo que ocurría en realidad era un debate permanente, una discusión sobre si continuar con el vínculo afectivo. Más allá de que hubiera café o no sobre una mesa. "Algo de eso hubo, puede ser...", dijo el comunicador que fue parte de El Chavo al ser consultado por la prensa, sin querer dar mayores precisiones tras esa contundente afirmación.

Más Noticias