Connect with us

Hi, what are you looking for?

Tendencias

Un salvavidas detox: caldo de verduras

Hoy, te mostramos otra receta que seguro te salva la vida en ocasiones de apuro. Se trata de un caldo de verduras que puedes usar en una infinidad de preparacaciones como sopas, carnes, risottos, y la lista sigue.

Casi todos sabemos muy bien que el caldo es la base de una enorme cantidad de platos. Nada más fácil que acudir a nuestro refrigerador y sacar una pastilla de caldo comercial. Esto nos ahorra mucho tiempo y la calidad no puede ser muy diferente del caldo casero… ¿o sí? Dejaremos que lo juzgues por ti mismo. Hoy te acercamos una receta de caldo de verduras que, además de ser muy fácil es ultra detox. Estamos seguros que notarás la abismal diferencia con sus variantes comerciales.

Lo mejor de todo es que no lleva demasiado tiempo de preparación: tan solo debes cortar las verduras y dejar hervir durante un par de horas. Puedes guardarlo congelado en tu refrigerador y, de esta forma, tendrás un caldo de verduras sensacional cada vez que lo necesites.

Ingredientes:

  • 1 tomate grande
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cebolla
  • 2 zanahorias
  • 1 pimiento rojo
  • 2 tallos de apio
  • 1 pimiento verde
  • 1 zapallito redondo
  • 2 puerros
  • 1 papa
  • 2 hojas de laurel
  • 1 ramito de perejil fresco
  • 1 chorro de aceite de oliva
  • 3 lts. de agua filtrada
  • Sal y pimienta c/n

Procedimiento:

  1. Cortamos todas las verduras. No hace falta que sea muy pequeño, como lo vamos a dejar hervir por mucho tiempo, el agua extraerá todos los nutrientes de cualquier manera.
  2. En una olla, vertemos el aceite de oliva y dejamos rehogar la cebolla por dos minutos.
  3. Agregamos el resto de los vegetales y dejamos que ellos también se cocinen en el aceite por otros cinco minutos, revolviendo de vez en cuando.
  4. Vertemos el agua dentro de la olla a fuego medio hasta que comience a hervir. Este es el momento indicado para agregar las hojas aromáticas. Luego, lo bajamos a fuego mínimo.
  5. Al hervir, notaremos que comienza a subir a la superficie una espuma. Esta lleva todas las impurezas que no deseamos en nuestro caldo, así que debemos retirarla con una cuchara o una espumadera.
  6. Luego de pasadas dos horas y media, apagamos el fuego. Este es el momento para corregir de sal y pimienta. Lo ideal es no dejar ni por un momento el caldo en la olla en la que lo cocinamos, así que lo colaremos y lo verteremos en un recipiente de vidrio y dejaremos que alcance la temperatura del ambiente.

¡Eso es todo! Sin embargo, deberemos tomar algunas precauciones: es importante tener en cuenta que el caldo de verduras sólo dura dos días en el refrigerador, bien tapado con un film, así que, si deseamos que nos dure por más tiempo, lo mejor es congelarlo.

Más Noticias