Connect with us

Hi, what are you looking for?

Tendencias

Rutina de ejercicios simples pero efectivos para el dolor cervical

Esta rutina de ejercicios simples pero efectivos para el dolor cervical está pensada para personas que pasan muchas horas frente a la computadora o con el teléfono en mano. Inténtalo en casa y encuentra el alivio.

Muchas horas de trabajo frente a la computadora, las malas posturas al sentarse e incluso al caminar, el sedentarismo y los factores emocionales afectan de manera directa al cuerpo. La espalda es, quizás, el área donde más repercute este tipo de “cargas”. Se recomienda hacer esta rutina de ejercicios simples pero efectivos para el dolor cervical, incluso antes de sentir propiamente el dolor, más vale prevenir que curar.

Intenta esta rutina de ejercicios para aliviar el dolor cervical

Estiramiento lateral de cuello. Siéntate en una silla con la espalda derecha, los pies paralelos entre sí y completamente apoyados en el suelo. Relaja los hombros. Toma tu cabeza con tu mano izquierda de tal manera que con el dedo medio puedas tocar la oreja derecha. E inclina la cabeza hacia la izquierda, como buscando tocar la oreja con el hombro. Es importante que sólo muevas el cuello, el tronco debe permanecer inmóvil. Y no hagas presión extra con la mano que sostiene tu cabeza, no hace falta. Sostén la posición al menos 15 segundos al tiempo que inhalas profundamente y exhalas todo el aire por nariz. Suelta la cabeza y vuelve lentamente al centro. Repite lo mismo pero ahora del lado izquierdo. 

El segundo paso en esta rutina de ejercicios simples pero efectivos para el dolor cervical es el estiramiento de columna. En la misma posición para comenzar el estiramiento lateral de cuello, entrelaza tus dedos por detrás de la nuca y acerca los codos de manera que queden paralelos entre sí. Muy lentamente baja el mentón, como si quisieras tocar el pecho con el mentón. En este movimiento es importante que no curves la espalda.Al igual que en el ejercicio anterior, no ejerzas presión extra más allá de la que se produce con el peso de los brazos. Mantén la posición por 15 segundos acompañando con respiraciones profundas.

Rotación de cuello 360° . Continuamos en la misma posición de inicio que en los ejercicios anteriores. Asegúrate de tener los hombros relajados y lentamente comienza a hacer un movimiento de rotación con tu cuello. Imagina que hay un gran círculo frente a tu rostro y sigue la línea de ese círculo con el mentón. Realiza círculos comenzando por la derecha. Repite el movimiento durante 5 segundos y luego repite iniciando por la izquierda. Procura realizar los movimientos lentamente para no marearte al tiempo que acompañas con las respiración. 

Prueba esta rutina y verás cómo el dolor cervical irá disminuyendo. Pero recuerda, si el dolor persiste e incluso se traslada a otras zonas del cuerpo como la espalda, debes consultar a un médico. No te dejes estar ya que si no atiendes la dolencia puede resultar en algo peor. La salud siempre es primero.

Más Noticias