Connect with us

Hi, what are you looking for?

Tendencias

Sopa de zanahorias y jengibre: una opción económica y saludable

Hoy, te mostramos una fantástica receta de sopa de zanahorias que podrás servir en más de una ocasión. ¡Te va a encantar!

No hay momento del año que no sea propicio para disfrutar de la sopa. Es que sucede que existen miles de opciones, tanto frías como calientes, con los ingredientes que nuestra imaginación pueda aportar. En esta oportunidad, les acercamos una receta de una increíble sopa de zanahorias y jengibre que, estamos seguros, les va a encantar.

Con unos pocos ingredientes, que seguro tienes en tu cocina, podrás disfrutar de este plato, apropiado para esos primeros días del otoño o, por qué no, para aquellas noches frescas de primavera. El jengibre le aportará una frescura cítrica que eleva esta sopa a un nivel completamente nuevo y sorprendente.

Dificultad: fácil

Comensales: 4

Tiempo de preparación: 10 minutos

Ingredientes:

  • 4 zanahorias no demasiado grandes
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo grandes
  • 2 cdas. de jengibre
  • 1 cda. de vinagre de manzana
  • 1 cda. de aceite de oliva
  • Sal y pimienta al gusto
  • 1 litro de caldo de verduras
  • Cebollín o perejil para decorar (opcional)

Procedimiento:

  1. Trozamos las zanahorias en rodajas grandes, cortamos las cebollas en brunoise, rallamos el jengibre y aplastamos los ajos (no hace falta cortar finamente, después pasaremos todo por la licuadora).
  2. En una olla, vertemos el aceite de oliva y, una vez caliente, agregamos la cebolla con una cantidad de sal y de pimienta. Las cocinamos tapadas, revolviendo de vez en cuando, hasta que se ablanden bien.
  3. Agregamos los ajos aplastados y las zanahorias y dejamos unos 8 minutos, también revolviendo de vez en cuando.
  4. Agregamos el jengibre y el vinagre junto con el caldo de verduras (puede ser más o menos de un litro, según la consistencia que se desee). Dejamos hervir por alrededor de media hora (el punto lo darán las zanahorias, una vez que estén bien blandas).
  5. Una vez cocido, transferimos el contenido de la olla a una procesadora y licuamos hasta que no quede ningún grumo. Corregimos de sal y de pimienta.
  6. Servimos la sopa de zanahorias decorando con cebollín o el perejil cortado bien fino y un chorro de aceite de oliva.

Más Noticias